Volver al Inicio

Petrer
Historia
Agenda
Que visitar
Que comer
Donde comer
Donde dormir
Rutas

 

 

Los testimonios más antiguos de asentamientos humanos en Petrer datan de la Edad del Bronce (s. XV a. C.), situados en la parte montañosa e interior del término, siendo el yacimiento más representativo de esta época el de Catí Forrada. Del período íbero, que se desarrolla en torno a los siglos V-II a.C., dan muestra los restos arqueológicos aparecidos en los parajes de Caprala, Castellerets, Sierra del Caballo, etc.
Incluso se ha constatado la existencia de una mina de hierro en el yacimiento de Caprala, zona de gran importancia por la cantidad de restos cerámicos encontrados y su ubicación geográfica en un valle montañoso, rico en manantiales y corrientes de agua.

Petrer La ocupación romana de estas tierras no fue un proceso violento ni masivo, sino más bien una romanización de sus primitivos habitantes. Así, se constata el origen romano de Petrer (Villa Petrarium) en lo que hoy es el casco urbano de la población, tras la aparición fortuita, en 1975, de los restos de dos mosaicos policromos, con dibujos geográficos, así como de varias monedas, fragmentos cerámicos, ánforas y restos de un hipocausto que comprendía una amplia zona. Conjunto monumental que podemos datar dentro de los siglos II-IV d. C.

La época musulmana ha dejado en nuestra localidad una profunda huella, patente en el propio paisaje petrerense y su entorno urbano. Fue Bitrir población árabe importante, foco de atracción para el asentamiento musulmán, tal y como lo muestra su castillo, construido a finales del siglo XII, época almohade y que, junto a los de Villena, Sax y Novelda, formaron en su momento un nuevo sistema defensivo que controlaba el paso hacia Castilla y norte de la provincia alicantina por la vía del Vinalopó. Entre los restos arqueológicos más característicos podemos destacar un conjunto de yeserías, aparecidas en el valle de Puça y que, formadas por un friso en bajorrelieve, con dibujos geométricos, tenían una función meramente ornamental en edificaciones y palacetes.

Tras la firma del Tratado de Almizra en 1244, Petrer se incorpora al Reino de Castilla, cediendo la tenencia del castillo el Rey Alfonso X el Sabio a Jofré de Loaysa, cuyos herederos mantienen su señorío hasta principios del siglo XV, si bien por la Sentencia de Torrellas y posterior Pacto de Elche (1305), nuestra villa pasa a pertenecer definitivamente al Reino de Valencia. Durante una centuria -siglo XV-, la baronía de Petrer perteneció a la familia Pérez de Corella, Condes de Cocentaina, cuyos descendientes vendieron Petrer, junto con Elda y Salinas a D. Juan Coloma, creándose en las últimas décadas del siglo XVI -por privilegio de Felipe II- el condado de Elda, al que perteneció Petrer hasta la abolición de los señoríos en el siglo XIX.

En la Guerra de Sucesión (1700-1714), Petrer luchó a favor de Felipe V y formó parte de la Unión de Castalla, consiguiendo de manos del Rey diversos privilegios como premio a su lealtad, así como la incorporación de diversos elementos al escudo de armas de la villa, hasta adquirir su configuración actual.

Finalmente, durante los últimos días de la Guerra Civil, Petrer fue sede y capital del Gobierno de la Segunda República Española, a establecerse el presidente Negrín y su gabinete de ministros, días antes de marchar al exilio, en la finca rústica El Poblet, situada en el término rural de la población.

 

Mapa
Agost
Algueña
Aspe
Elda
Hondón de las Nieves
Monforte del Cid
Petrer
Salinas
Sax

 

web creada por DigitalPublic
96 695 25 86
info@laisladeinterior.com